La llegada del frío hace que dejemos de lado las tardes de piscina con la familia y amigos. Ante la cuestión sobre cuál es el objetivo de hibernar las piscinas, especialistas como Depósitos y Piscinas Castillo, Piscinas Casariche y Poliéster Casariche nos explican por qué realizar este proceso es tan necesario.

A la hora de tener piscinas de poliéster habrá que evitar que se produzca la putrefacción del agua, así como también disminuir la proliferación de algas y bacterias. De esta manera lograremos que la piscina esté en óptimas condiciones mucho más rápido y con el menor consumo de agua posible en la siguiente jornada veraniega.

Según algunos criterios técnicos las piscinas de poliéster pueden mantener el mismo agua hasta en tres temporadas distintas, ahorrando así gran cantidad de dinero y recursos. En todo momento habrá que conocer muy bien el producto que estamos añadiendo a nuestra piscina. Sobre todo porque en caso de las piscinas de poliéster debe de estar ausente de cobre, para que no deje manchas en la capa de pintura.

Habrá que seguir los siguientes pasos:

  • Si tienes piscinas de poliéster con 30 metros cúbicos de agua y quieres hibernarla deberás de limpiar bien el fondo de la piscina con el limpiafondos.
  • Comprueba la temperatura del agua y los parámetros de cloro y ph.
  • En el caso de que estén correctos podrás añadir el invernador.

Es importante saber que aquellos días en los que la lámina del agua esté helada no hay que poner la depuradora. Añadiendo aquí invernador de nuevo y siguiendo las mismas pautas que en la primera aplicación de conocer que los niveles están en perfecto estado.

Mantener limpia tu piscina es todo un plus en cuando a la llegada de una nueva jornada veraniega. Mantenerla hará que evites mucho más trabajo en los meses donde comienza el calor.